money-1528718_1280

LA MILLONARIA RETENCIÓN QUE HIZO EL SII EN IMPUESTOS A LOS CONTRIBUYENTES MÁS RIESGOSOS DEL PAÍS

A partir del año tributario 2016, el Servicio de Impuestos Internos (SII) comenzó a implementar un modelo de gestión basado en el riesgo de los contribuyentes, identificando niveles de incumplimiento que le permitió construir un “mapa” de cuatro categorías: alto, medio, clave y bajo.

La idea es que a partir de dicha categorización, el organismo liderado por Fernando Barraza pueda adelantarse y atacar las brechas en, por ejemplo, la presentación de declaraciones juradas y de renta.

Según datos del SII, en la Operación Renta de este año se le retuvieron impuestos al 98% de los contribuyentes de riesgo “alto”, lo que equivale a más de 17 mil. El monto asciende a más de US$ 1.500 millones, un 58% del total no devuelto.

Dicho número, de todas maneras, representa apenas el 6,8% de los pagadores de tributos -tanto personas naturales como empresas- que fueron sujeto de una retención parcial o total en el proceso.

La jefa del área de Sistemas de Fiscalización del SII, Carolina Saravia, explica que las características de los contribuyentes calificados como de “alto riesgo” son que incumplen “frecuentemente”, por ejemplo prestando declaraciones fuera de plazo, no entregando información en los plazos legales, o no pagando sus deudas tributarias.

“Contamos con un proceso que nos permite clasificar a los contribuyentes y quienes incumplen reiteradamente quedan clasificados con un riesgo global alto. A ellos, en general los notificamos para que concurran a las oficinas del servicio y muchos de ellos pasan a procesos de revisiones o auditorías, que son revisiones más en detalle y profundidad donde se requiere aportar documentación”, explica.

En una perspectiva histórica, la retención en los contribuyentes de riesgo más alto se ha ido incrementado en las últimas tres Operaciones Renta. El nivel de retención decae a medida que baja el riesgo, con apenas un 8% de impuestos no liberados para los del segmento de bajo riesgo, que son principalmente personas (ver tablas).

De hecho, del total de contribuyentes en este situación, la mayoría están catalogados como riesgo “bajo” o “medio”. En el balance de todos los segmentos, la retención alcanza un 51% de los gravámenes solicitados, dos décimas por sobre la Operación Renta 2017.

¿La idea? Aumentar cumplimiento

Saravia explica que lo que se busca es “anticiparnos y prevenir” para que los contribuyentes cumplan en forma voluntaria con sus obligaciones y “facilitar” ese cumplimiento.

“Esto, de tal forma que la cantidad de contribuyentes de riesgo global alto tiendan a disminuir y empecemos a generar un real cambio al cuadrante del riesgo global clave, y así cambiar realmente el comportamiento de los contribuyentes y focalizar nuestras acciones de control en aquellos que realmente no tienen intención de cambiar”, asegura la ejecutiva.

Etapa de fiscalización

A partir del 23 julio y hasta alrededor de febrero, el SII abrió el período de fiscalización de los contribuyentes que declararon sus gravámenes en la Operación Renta.

En el balance, el 74% de los contribuyentes de riesgo alto pasó a dicho proceso, lo que equivale a alrededor de 28 mil, mientras que en el otro extremo apenas el 1% calificado como poco riesgoso pasó a la siguiente fase.

De los más de 178 mil que entraron a autocorrección -o sea, que pueden resolver sus incumplimientos a través de Internet-, el 85% son de riesgo “bajo” según el modelo del SII, equivalente a más de 151 mil contribuyentes.

“A los grandes contribuyentes les retuvimos el 82% de sus solicitudes de devolución, en cambio a las personas les retuvimos solo el 6%, especialmente por diferencias certeras, en general, las personas son de riesgo más bajo”, explica Saravia.

Servicio publica calendario para Operación Renta 2019

A prepararse, contribuyentes. El pasado 30 de agosto, el Servicio de Impuestos Internos (SII) publicó la resolución N° 70, en la que fijó el plazo para la presentación de las declaraciones juradas para la Operación Renta 2019, la primera en la que la reforma tributaria aprobada en el gobierno anterior estará plenamente en funcionamiento.

El proceso se llevará a cabo tomando como base la información del año comercial 2018, en el que se aumentó de 25,5% a 27% la tasa del impuesto a las empresas en el sistema semi integrado. También será el segundo ejercicio en el que se implementan los sistemas de integración parcial, renta atribuida y los regímenes especiales para las PYME.

El primer hito se cumple el 28 de febrero, cuando vence el plazo para presentar las declaraciones juradas 1811, 1822, 1834, 1891 y 1902 (sobre retenciones sobre compras de minerales, enajenación de derechos sociales, sobre seguros contratados, sobre compra y venta de acciones y sobre afiliados a instituciones de previsión del régimen previsional antigua, Capredena y Dipreca).

El segundo será el vencimiento del plazo para presentar ocho declaraciones juradas (1866, 1867, 1907, 1929, 1930, 1937, 1945 y 1946).

El inicio de la Operación Renta 2019 estará cruzado por el debate del proyecto de reforma tributaria que presentó el gobierno a fines de agosto, que deroga los regímenes de renta atribuida e integración parcial. Los cálculos apuntan a que en marzo el proyecto pasaría a segundo trámite en el Senado. La meta de Hacienda es tener aprobado el texto a mediados del próximo año.

Nota tomada del Diario Financiero, por Sebastián Valdenegro, puede consultar el original en el siguiente enlace: https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/actualidad/sii-retiene-mas-de-us-1-500-millones-en-impuestos-a-contribuyentes-mas/2018-10-05/175714.html