agostini

CLAUDIO AGOSTINI: “UNA DE LAS PEORES COSAS DE LA REFORMA ES EL NUEVO PERDONAZO A LOS EVASORES”

Con ya las 291 páginas leídas del proyecto de reforma tributaria y macerado con distintos abogados expertos en el tema, el economista y académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, Claudio Agostini, destaca aspectos positivos y negativos del mismo. No se trata de ser salomónico, sino que destaca que se trata de una propuesta “grande” y con “cambios importantes”.

¿Qué tiene de bueno? Bajo la óptica del especialista en temas tributarios lo que se ha llamado el corazón del proyecto, un sistema 100% integrado “es por lejos lo mejor que tiene la reforma”.

A su juicio, es lo correcto si se pone como prioridad la equidad horizontal, destacando lo favorable de contar con sólo un sistema.

También considera adecuada la depreciación instantánea, aunque hubiese preferido que fuera automáticamente de un 100% y de carácter permanente.

Otro tema que Agostini igualmente valora es la carga que se aplicaría a los servicios digitales. El pero de su parte en este ámbito es la magnitud de la tasa, pues cree que el 10% se queda corto y que a la economía digital se le debería aplicar el 19% del IVA.

Un último punto que destaca es la boleta electrónica, aunque el economista es “escéptico” del monto previsto de US$ 1.000 millones que el gobierno prevé recaudar. Otro ámbito que lo dejan con dudas es el relativo a su aplicación y costos que tendrá para PYME muy pequeñas.

¿Y lo malo? Para el académico de la UAI es contradictorio que un proyecto que se hace llamar “modernización tributaria” mantenga la renta presunta, un sistema que tilda de poco moderno, obsoleto, y que en “Chile se usa para eludir y evadir impuestos”, comenta.

En el tema PYME, no le parece que se derogue el 14 ter y se invente un nuevo sistema, ya que a su juicio este funcionaba bien, y que lo correcto debió ser perfeccionarlo y permitir que más empresas se pudieran acoger a este régimen.

Sin embargo, Agostini es tajante en sentenciar que “lo peor” que trae este proyecto de reforma tributaria es el nuevo perdonazo a todos aquellos chilenos que evadieron impuestos sacando su plata fuera del país. Es “impresentable” acota al referirse a la nueva ventana que abre el proyecto del gobierno para repatriar capitales con una tasa de 10%.

“Son delincuentes de cuello y corbata, ya se les dio un perdonazo en el gobierno de Bachelet, que ya me pareció mal esa vez, ellos ya tuvieron una oportunidad”, enfatiza.

– ¿Es una mala señal?

– Por supuesto, además de una maña señal, hay evidencia para España, Portugal e Italia, que cuando hace esto muy seguido, en el largo plazo la recaudación cae, porque la gente comienza a evadir esperando que llegue el nuevo perdonazo.

Esto es como doble premio por hacer trampa. Y lo que me parece peor es que Chile firmó un acuerdo de intercambio de información entre servicios de Impuestos Internos que incluye a 141 países y que entró a operar este año. Entonces, justo ahora que nos va a llegar información de platas que los chilenos sacaron ilegalmente, que los vamos a poder pillar y podemos sancionarlos, los vamos a perdonar. No tiene sentido, es un premio a los evasores y no me gusta.

Una de las peores cosas que tiene esta reforma es este nuevo perdonazo.

– La oposición planteó dudas respecto a la recaudación que se proyecta con esta reforma, ¿las comparte?

– Sí y hay dos dimensiones, una de la cual tengo mejor impresión, y otra es la que he conversado con gente que sabe a diferencia mía.

Las mayores dudas están sobre cuánto va a recaudar la boleta electrónica, a mí me parece optimista el resultado y da la impresión que es una estimación basada solo en la evasión de IVA general y no en el segmento específico en el cual operaría. La segunda dimensión es que no sé cuánto de esto puede terminar incentivando evasión, en sentido que para un kiosco, para una PYME muy chica es caro implementar boleta electrónica. Cuando yo lo fuerzo a electrónica o nada, si electrónica es muy cara puede que se cambien a nada. Por lo que me parece optimistas las proyecciones, es una estimación que hizo la Dipres, me encantaría ver una estimación hecha por el SII, pero no es lo que tenemos.

Gente con la que he hablado me dice que implementar la boleta electrónica es mucho más cara de lo que dice la Dipres.

Haciendo números gruesos de factura electrónica, y otras cosas que han pasado atrás, a mí me parece optimista en el sentido de que ellos estiman en US$ 1.100 millones que recaudaría la boleta electrónica, yo no creo que recaude más de 600 o 700 millones.

– Desde Conupia han tildado que la propuesta no es Pro PYME como ha dicho el ministro Larraín. ¿Es así?

– Es difícil definir. A mí no me gusta esta separación que hay por tamaño de empresa, porque al final los que pagan impuestos son siempre las personas. Lo que importa es quiénes son las personas dueñas de las empresas.

A mí me preocupa mucho esta obsesión que tenemos con las PYME porque puede tener efectos negativos, si hacemos una reforma tributaria que beneficie mucho a las PYME, en el sentido de que terminan pagando menos impuestos, tenemos un problema, porque es un incentivo a que la gente de alto ingresos se disfrace de PYME, es un incentivo a que las empresas medianas se dividan en empresas chicas para tener los beneficios, entonces abrimos puertas de elusión y de evasión, y además desincentivamos que las PYME crezcan, les conviene quedarse chicas por razones tributarias.

¿Cuál es la única dimensión de política tributaria donde uno tiene que tomar en cuenta una PYME? En que le sea fácil pagar y fácil cumplir con los impuestos, eso es lo único. Eso implica tener un sistema bastante simplificado de contabilidad, de pago, que le genere caja. Y el 14 ter hace exactamente eso, entonces la primera virtud es que la PYME nunca se queda sin caja para pagar sus impuestos porque la base es precisamente caja.

Si una PYME le vende a una empresa grande y no le pagan hasta 6 meses para efectos tributarios esos ingresos no aparecen hasta 6 meses más. Ahí debería estar el foco de las PYME en facilitarles que cumplan, no en que paguen menos impuestos de los que les corresponde.

– Uno de los temas que ha surgido desde la oposición es que esta reforma la pagará la clase media y beneficia a los más ricos.

– Es difícil saber. Los impuestos digitales los paga todo el que consume servicios digitales, nunca he visto una encuesta de consumo que nos diga quiénes son los que más consumen esos servicios, pero yo me imagino que una proporción de eso en general es de más altos ingresos.

En cuanto a la boleta electrónica, necesitaríamos saber quiénes son los que más evaden, gente de bajos ingresos, medianos ingresos o altos ingresos, a través de no dar boleta electrónica, puede que sean los dueños de las PYME más chicas y gente de menores ingresos, pero están evadiendo.

La integración tributaria beneficia, en números, a gente de altos ingresos y gente de medianos ingresos, incluso gente que está exenta y que no debería pagar impuestos y está pagando producto de la semi integración, eso en número de personas. Cuando vamos a las platas, 50% de ese beneficio va al 5% más rico y al otro 50% al resto que está entre el 95 y el 75%. Está un poco más cargado a la gente de más altos ingresos, pero es gente que hoy está pagando más de lo que le corresponde dados sus ingresos, ese no es el camino si lo que queremos es más progresividad tributaria hay instrumentos mejores que la desintegración y en eso me parece atractivo lo que dice Alfonso Swett que decía mantener la integración, y si queremos mayor progresividad pongamos una tasa más alta a los más ricos, ese es el instrumento correcto, si de verdad lo que importa es la progresividad lo correcto no es desintegrar, porque ahí golpeamos a los más ricos y también a los más pobres, que terminan pagando aunque estén exentos.

Lo correcto es lo que dice Alfonso Swett, mantengamos la integración, y si queremos más progresividad, pongamos un tramo nuevo con una tasa más alta a los que están más arriba en algún monto de ingreso.

– Uber quedó fuera de esta reforma, ¿cómo lo evalúa?

– Deberían ser todos los servicios digitales, la política tributaria correcta es que todos los servicios digitales de empresas que están fuera de Chile y prestan servicios en Chile deberían pagar IVA de 19%, eso es lo correcto.

– Respecto a la periodicidad con que se están presentando estas reformas tributarias, ¿le hace bien al mercado tener una reforma tributaria por gobierno?

– No, es malo, es pésimo. Lo que uno quisiera es hacer una gran reforma tributaria con un consenso alto y que eso dure un tiempo largo y después hacer solamente ajustes menores e ir perfeccionándola. Si cada gobierno hace una reforma tributaria para deshacer lo que hizo el anterior y nos vamos a ir así los próximos años, nada bueno va a salir de eso.

– Y en comparación al escenario internacional, ¿cada cuánto se va actualizando el sistema tributario?

– Es que una vez que uno tiene un sistema relativamente simple y bien resuelto uno tiene que estar ajustando cada dos o tres años cosas chicas simplemente. El problema es que la evidencia en todos los países es que en vez de ir ajustando y corrigiendo las cosas chicas, se empiezan a complicar los sistema. Producto de las presiones se empiezan a poner exenciones tributarias nuevas, beneficios nuevos y después de varios años terminan en un sistema súper complejo lleno de sistemas distintos y vuelve a tener un sistema tributario bastante malo.

– Desde el Frente Amplio dicen que es imprudente aplicar una nueva reforma cuando la anterior reforma estará en plena aplicación para la operación renta del 2019.

– No, hay cosas que sabemos que no funcionan, hay cosas que sabemos que son mala política tributaria y tenemos la posibilidad de cambiarlas, cuando algo es malo para qué vamos a esperar los datos si sabemos el resultado, puede ser más malo o menos malo, pero si uno fuera capaz de hacer una reforma con cosas que sabemos que está bien hacer, no veo ninguna lógica de esperar para hacerla.

Nota tomada del Diario Financiero, por Alejandro Contreras, puede ver el original en el siguiente enlace: https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/gremios-laboral/agostini-critica-un-nuevo-perdonazo-a-evasores/2018-09-04/144934.html